La Policía Local de Dénia recibió hacía las 4:30 de la madrugada de un aviso de una fiesta en un catamarán. Una empresa de chárter de catamaranes que alquila para excursiones, también lo hace para excursiones nocturnas y en este caso, la excursión se convirtió en una fiesta con 120 pasajeros.

Música a todo volumen y luces de discotecas alertó a la gente cercana que dio aviso a la policía local.

La policía local, una vez llegada la embarcación a puerto, tuvo que identificar a los pasajeros y abrir expediente sancionador por incumplimiento de medidas COVID.

Las edades de los pasajeros estaban de 20 a 40 años.

La Policía Local también tuvo diversas actuaciones el viernes y el sábado por botellones e incumplimientos de medidas de COVID-19.