Un año más el fervor por la Virgen de los Desamparados quedó patente en Dénia donde centenares de personas siguieron el trayecto que iba recorriendo a lomos de varios costaleros pertenecientes a la Cofradía dianense y que tiene al margen de la Virgen del Carmen como patrona a aquella. Tras desembarcar en el Puerto comenzó un recorrido y una procesión multitudinaria que se detuvo frente a la confluencia con Marqués de Campo lugar donde se le cantó una salve. Fue recibido por varios cañones de papelillos y varios cohetes anunciadores hasta que fue depositada en la Parroquia de San Antonio cerrando así un año más en el que queda patente que es, de todas las procesiones que se celebran en la ciudad la que más seguidores y devotos arrastra.