El grupo municipal de Compromís presentó ayer en la comisión Sociocultural del Ayuntamiento de Dénia una moción a nivel estatal que reclama una rectificación aclaratoria sobre el origen de las Bandas de Música valencianas recogida en el Real Decreto 229/2021, de 30 de marzo, por el cual se declaren las bandas de música valencianas Manifestación Representativa del Patrimonio Cultura Inmaterial. En concreto, se afirma en este decreto que “el origen de las bandas de música valencianas se debe a un movimiento mimético al de las agrupaciones corales catalanas (Clavé), movimiento que entró en València vía la Real Sociedad de Amigos del País”.

A la moción, que contó con la adhesión de todos los grupos municipales, se explica que diferentes tesis, artículos, libros y publicaciones especializadas, tanto valencianas como de fuera de ella, cuestionan la confusa afirmación que ya ha sido cuestionada por la Federación de Sociedades Musicales del País Valenciano y que ya ha realizado una reclamación formal.

Rafa Carrió, portavoz de Compromís en el Ayuntamiento señala que “la cultura bandística es una señal de identidad de primer orden y este tipo de manifestaciones en un documento oficial tienen que seguir unos cánones de rigor científico y académico, puesto que los orígenes del movimiento bandístico responden a la confluencia de varias causas que se centraron en la democratización social de la cultura musical, en la influencia religiosa, militar y política en nuestro territorio a lo largo de siglos de historia”.

Por eso, el objetivo de la moción es apoyar a la reclamación que hace la FSMCV, reclamar también al Ministerio la rectificación aclaratoria sobre el origen de las bandas (con rigor científico y académico), y reconocer públicamente la tarea que realicen las bandas y sus sociedades musicales, siente todas ellas una señal de identidad del pueblo valenciano.

Por otro lado, el senador valencianista Carles Mulet se ha reunido con la Confederación Española de Sociedades Musicales para trasladar sus enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado y a la misma Ley de Educación (LOMLOE)porque “se mejore la fiscalidad de las sociedades musicales, sus escuelas y bandas de música, así como de los propios músicos”. Hay que recordar que el noviembre pasado, Compromís presentó en el Senado una moción que reclamaba la revisión y modificación de los tipos de IVA aplicable a la compra de instrumentos musical que podría beneficiar a las más de 3,6 millones de personas que se estima practican de manera habitual música en España.