La muerte de un joven valenciano en el primer encierro de las Fiestas de Pedreguer puede ser interpretado o no como una premonición de sucesos encadenados que se produjeron en la Marina Alta. Tras este, considerado como el más grave sin duda alguna, le siguió la detención de otro joven en Teulada donde la Policía Nacional se presentó para apresarle cuando se conoción que había abusado de un sobrino de siete años. La madre reside en Dénia. Y como complemento, el hundimiento de una embarcación de alquiler en la Cala del Ambolo en Xábia y la detención en el Puerto de Dénia de otro hombre que trataba de pasar varias decenas de kilos de anfetaminas.policia_4