Una muy buena primera mitad del juvenil dianense, dio algo más de sí para acabar perdiendo el partido. Porque terminó con un pírrico 1-0, teniendo en cuenta que hubo un gol anulado y una curiosa jugada en la que cuando se iba a colocar el balón en el punto de penalti, el juez de línea corrigió al colegiado.
En la segunda parte minuto el Alboraya salió a por el partido y en tres minutos dio la vuelta al marcador.
No se amilanaron los de Noguera y en el tuya mía llegó el empate a 2 cuando el partido moría. Aún faltó lo que ha ocurrido en otros encuentros. Saque de esquina y gol visitante que deja el marcador en un 2-3 dejando el buen trabajo en líneas generales en los fatídicos primeros minutos de la segunda mitad.