El primer fast ferry del mundo con motores a gas natural, el Eleanor Roosevelt de Baleària, empezará a operar la ruta Dénia-Ibiza-Palma durante el mes de abril. Con la incorporación de este innovador catamarán, Baleària posiciona la sostenibilidad y la digitalización, además de un servicio cómodo y rápido, en las conexiones entre Baleares y la Comunitat Valenciana. La naviera ha invertido 90 millones de euros en este fast ferry con capacidad para 1.200 pasajeros y 450 turismos.

“Apostamos por las Baleares como destino con nuestro nuevo buque insignia, un fast ferry pionero a nivel mundial en cuanto sostenibilidad e innovación”, ha explicado el presidente de la naviera, Adolfo Utor. “Hace 20 años ya revolucionamos la ruta Dénia-Ibiza-Palma incorporando la alta velocidad y ahora damos un paso más con un buque que, además de rápido, es ecoeficiente y smart”.

En el diseño del buque se han primado la comodidad y la seguridad. Por una parte, los interiores se han adaptado al contexto actual, teniendo en cuenta la distancia entre butacas y unos pasillos y espacios más amplios. Por otra parte, el nuevo catamarán cuenta con innovaciones de alta tecnología que reducen considerablemente el movimiento, las vibraciones y los ruidos, en beneficio de la comodidad de los pasajeros durante la travesía.

La tecnología también es un elemento diferenciador de los servicios de este buque verde y smart, que incluyen una plataforma gratuita de entretenimiento digital (series, cine, juegos y prensa), la videovigilancia de las mascotas a través de webcams o Internet y cobertura de WhatsApp para mensajes de texto durante toda la travesía. La digitalización de los accesos facilitará el mantenimiento de las distancias de seguridad: los pasajeros recibirán la tarjeta de embarque a través de WhatsApp, con la indicación de la butaca asignada.

El acceso a la zona de pasajeros es a través de una escalera mecánica o ascensor y todas las butacas del buque son reclinables, ambos elementos poco habituales en los buques de alta velocidad. El Eleanor Roosevelt cuenta con diversas cafeterías, así como una food truck en la cubierta exterior y una zona infantil. El catamarán tiene tres salones VIP con ventanas panorámicas de cristal inteligente que se adaptan a las condiciones lumínicas.

El buque se encuentra en la fase final de construcción y pruebas de los equipos en los astilleros Armon de Gijón. En unas semanas, el primer fast ferry del mundo con motores a gas navegará en las Baleares y será el séptimo de la flota de Baleària en usar este combustible que reduce las emisiones contaminantes. Cabe recordar que en 2020 la naviera dejó de emitir 37.000 toneladas de CO2 gracias a su flota a gas. Se calcula que anualmente el Eleanor Roosevelt reducirá las emisiones de C02 equivalentes a eliminar más de 8.900 turismos convencionales o plantar casi 27.000 árboles. El consumo real de combustible y la eficiencia de los motores se monitorizará gracias a los equipos de medición y sensores instalados a bordo, en el marco de un proyecto cofinanciado por los fondos CEF de la Comisión Europea.