El próximo lunes 6 de julio arranca una nueva edición del Campus de Verano de Fútbol Sala de Dénia.

Esta edición, que es la décima, tendrá una duración de cuatro semanas y se desarrollará entre las pistas de Madrigueres y el pabellón de Joan Fuster. Los niños, en horario de mañana, podrán mejorar y potenciar su técnica y táctica individual mediante ejercicios y juegos. Además, y como siempre, se realizarán clases específicas para porteros, preparación física, dinámica de grupos, sesiones en inglés para que conozcan el vocabulario deportivo, etc.

Para esta edición, marcada por la nueva normalidad, la organización ha establecido una serie de medidas de seguridad e higiene para garantizar el buen estado de los participantes. Todos los alumnos llegarán a la instalación con mascarilla y los monitores tomarán la temperatura para comprobar que los participantes no tengan fiebre. La instalación, material deportivo y baños se desinfectará continuamente a lo largo de la mañana. Además, los monitores llevarán mascarilla y guantes. Se trata de una edición diferente a las anteriores, pero adaptada a la normativa y a las limitaciones que establecen las autoridades, ya que los grupos tienen que ser reducidos. De hecho, mientras otros años han salido cinco grupos, en esta edición hay una limitación de cuatro, por lo que solo pueden participar cerca de cuarenta niños por semana.

El Campus, organizado por el C.F.S. Dianense en colaboración con la Concejalía de Deportes, cuenta con entrenadores titulados. Todos los participantes contarán con seguro deportivo, botella de agua individual, camiseta del campus, gorra y una funda para guardar la mascarilla.