Sin darnos cuenta, casi como si hubiera sido ayer, han pasado ya veinticinco años desde que el 11 de mayo de 1996, el notario D. Salvador Alborch Domínguez formalizara el Acta fundacional de una nueva asociación deportiva denominada Denia Basquet Club.

Trece personas que representaban en ese momento pasado, presente y futuro de nuestro baloncesto, se dieron cita en su despacho de la Calle Marqués de Campo en Denia, para dar un importante y valiente paso adelante en un momento difícil para este deporte, tras la decisión del Club Náutico de dar por finalizadas las actividades de su sección de baloncesto.

El baloncesto había comenzado a practicarse en la ciudad durante la Guerra Civil Española, contando desde 1939 con una cancha estable ubicada en el solar de la C/Marqués de Campo que ocupa la actual Clínica Buigues.

Cuando el solar se edificó a principios de los años 50, los tableros se trasladaron al solar de Llobell, situado a los pies del ayuntamiento, lugar donde Acción Católica promovería competiciones entre jóvenes de la población en la que se formaron varios equipos, y en el que también arrancarían tímidamente las primeras competiciones contra otros municipios, primero dentro de la organización denominada «Educación y Descanso» y ya en los años sesenta dentro de la OJE.

Para cuando el solar es igualmente edificado a principio de los años sesenta, la actividad se ve limitada por falta de instalaciones, recalando nuestro deporte en el colegio de los Hermanos Maristas donde se llega a organizar una liga de carácter local compuesta por cuatro equipos: Ademar, Hemeroscopium, Cañamon y Los Veteranos.

Pero el momento determinante para la consolidación de este deporte en la ciudad llegó sin duda en 1968 cuando al fundarse el Club Náutico de Denia se integró al Baloncesto en sus primeros estatutos y se construyó en su actual parking, una cancha de baloncesto donde recalaron muchos de aquellos jugadores, que ayudaron inmediatamente a formarse a la siguiente generación.

Juntos iban a crecer de manera exponencial haciendo llegar con su iniciativa el baloncesto hasta lo que es hoy en nuestros días más de cincuenta años después.

La misma tarde del día de la firma notarial por la que se constituía Denia Basquet Club, el equipo senior masculino del Club Náutico Denia jugaba el que sería último partido oficial de la entidad, cerrando su participación en la liga de Segunda División Nacional de la temporada 1995/96, con victoria en Elda.

Un triunfo que cerraba de la mejor manera posible un largo ciclo de veintiocho años que fueron testigos del crecimiento progresivo del baloncesto en Denia dentro del Club Náutico, partiendo desde las categorías provinciales hasta alcanzar las de ámbito nacional, con sucesivos ascensos de los que se hizo eco nuestra sociedad, que hizo suyo este deporte  para siempre.

Quizás los más notables los de 1973 a Tercera División con un equipo formado íntegramente por jugadores de la casa que desbordaban ganas y talento, y el de 1990 a la durísima Segunda División de entonces, sólo por debajo de la ACB y la 1ºB, con otro que ya mezclaba en su plantilla jugadores salidos de la cantera con los primeros refuerzos foráneos, que señalaban la línea que se iba a seguir en los siguientes quince años en la ciudad.

Un Club Náutico que desde 1990 había dado entrada en su sección al baloncesto femenino, surgido en los colegios e institutos a través de la liga escolar, y que en la década de los ochenta había evolucionado a una competida liga de ámbito comarcal fuera todavía de la organización de la Federación, en la que llegaron a participar tres equipos dianenses.

En ese entorno habían empezado a mostrar su capacidad de trabajo y liderazgo dos personas cruciales para la historia de Denia Basquet como Pepa Font y Pepa Ferrer, que encabezaron la integración en el Náutico de un equipo senior y otro juvenil femenino, resultado de la fusión de esos tres equipos predecesores.

Ambas pasaron a formar parte desde ese momento de la Junta Directiva de la sección de baloncesto del Club Náutico, que presidía José Ricardo Carrió, logrando ascender a Segunda División Femenina, categoría que se defendió año tras año con la suma de las jugadoras senior y una talentosa generación juvenil que llegó fuerte pidiendo paso, protagonizando todas juntas algunos de los momentos de más grato recuerdo en la historia de este deporte en nuestra ciudad.

El gran crecimiento en el número de equipos en pocos años hizo que llegara a habilitarse una segunda cancha de baloncesto en el actual parking exterior del  Club Náutico.

El ambicioso proyecto deportivo que se gestaba, que acarició el ascenso a la Liga de 1ºB Española en las fases nacionales de ascenso de los años 1993 (Bilbao), 1994 (Lliria) y 1995 (Monzón), precisaba de una gestión administrativa importante, y una dotación económica que el Náutico, centrado en ese momento en la ampliación de sus pantalanes con una costosa inversión, no podía plantearse.

Era la hora de realizar un nuevo cambio de ubicación, esta vez dirección al Polideportivo Municipal y bajo la nueva denominación de Denia Basquet Club con el que los trece socios fundadores acordaron bautizar a la nueva entidad.

El Club Náutico cedió con el visto bueno de la FBCV, sus derechos deportivos al nuevo Club, cuyos equipos senior por tanto partirían  desde la Segunda División femenina y masculina.

La Presidencia de Pepa Font iba a ser ambiciosa desde el principio.

En un año que podía entenderse como de reconstrucción y revisión de objetivos, logró reunir los apoyos suficientes como para formar una potente plantilla senior masculina con la que intentar tras el paréntesis de la temporada anterior, de nuevo el ascenso de categoría, esta vez a la recién creada Liga EBA.

En la vertiente femenina se fichaba a una renombrada entrenadora como Maxi Rubio, con experiencia en la estructura de uno de los mejores equipos de Europa de la época como fue Dorna Godella, para tratar de competir al máximo nivel tratando de dar igualmente un salto de categoría.

Una serie de problemas de corte profesional le obligaron sin embargo a mitad de temporada, a dejar el equipo siendo sustituida por Miguel Ángel Albero, entrenador con el que lograron la permanencia en la categoría y que seguiría después un curso más dirigiendo al equipo.

Wigberto Sapena, sponsor femenino durante un buen número de años en la década de los noventa, diseñaría en una servilleta de papel el diseño del escudo de la nueva entidad, en una de tantas reuniones plenas de motivación mantenida por la junta directiva del nuevo Club.

Aquél primer año acabó de manera triunfal con la organización en Denia, con la imprescindible ayuda del Ayuntamiento, de una recordada Fase de Ascenso a Liga EBA en la que nuestro equipo conseguiría su ansiado objetivo al acabar clasificado en la segunda posición final, con un pabellón lleno a rebosar durante los seis días que duró la competición y con un importante seguimiento mediático de la prensa nacional.

El Baloncesto de este modo no sólo salvaba un delicado momento para su supervivencia en la ciudad, sino que se levantaba más fuerte que nunca y reforzaba su presencia con la llegada de Denia Basquet.

El nuevo Club resultaba ser una apuesta tan seria, decidida y duradera, que ha conseguido llegar fuerte y unido hasta el día de hoy, veinticinco años después con un nuevo cambio de lugar donde desarrollar las actividades desde finales de 2011, como es la instalación deportiva de Joan Fuster y bajo la presidencia de otra mujer, Marisa Cervera, que sigue priorizando el trabajo de formación y promoción entre los más jóvenes de la población como punto de partida principal e ineludible sobre el que edificar todos los objetivos deportivos que puedan llegar en el futuro.

Por el camino la Presidencia del Club ha pasado por las manos de  personas de inmenso valor, rodeadas de magníficas juntas directivas a las que Denia Basquet quiere rendir homenaje y mostrar su inmensa gratitud por su dedicación: Pepa Font (1996-1998 y 2007-2015), Antonio Losada (1998-2000), Enrique Cuenca (2000-2001), José Soldevila (2001-2002), Susana Gavilá (2002-2003), Pepe Martín (2003-2007), Francisco Moreno (2015-2017) y Marisa Cervera (2017 hasta actualidad).

Denia Basquet es la casa donde 250 deportistas a día de hoy repartidos en veintiún equipos entre escuela y club, ven crecer sus sueños y donde fabrican sus mejores recuerdos.

Felicidades a toda la familia de Denia Basquet Club: per 25 anys més amb tu!!!!!