La empresa municipal de aguas, Amjasa, eligió una fecha tan simbólica como el Día Internacional del Agua para celebrar el primer taller participativo que servirá para elaborar un plan de gestión de riesgos por sequía para Xàbia. Unas cuarenta personas, representantes de distintos colectivos sociales organizados en el Observatorio del Agua, se dieron cita en la desalinizadora ayer por la tarde para analizar los riesgos y fortalezas del municipio en materia hídrica y debatir alternativas, medidas y propuestas para hacer frente a las debilidades identificadas.

La presentación estuvo a cargo del alcalde, José Chulvi, el gerente de Amjasa, Josep Lluis Henarejos y Nuria Hernández-Mora, coordinadora del proyecto que desarrolla la Fundación Nueva Cultura del Agua. En esta introducción se explicó a los asistentes la certeza de que llegará otra sequía y que aunque no es posible eliminar sus efectos, sí se pueden gestionar y reducirlos si se planifica.

Es por ello, que es vital conocer y analizar las causas que hacen a Xàbia vulnerable, sus fortalezas para hacer frente y tener una guía con la que facilitar la toma de decisiones en situaciones de emergencia.

Recordar que Xàbia es uno de los tres municipios que está colaborando con la Fundación Nueva Cultura del Agua en el Proyecto SeGuía para elaborar una guía metodológica para la elaboración participada de planes de gestión de riesgos por sequía. Un documento que supondrá para la población tres ventajas fundamentales: ser un municipio pionero en la gestión de sequías y ayudar a otros municipios españoles que quieran avanzar en la prevención de los riesgos por sequía. En segundo lugar, al ser municipio piloto, el equipo técnico de la Fundación Nueva Cultura del Agua ayudará a revisar el Plan de gestión de sequías específico para Xàbia y en tercer lugar, la participación activa de todas las partes interesadas en el proceso permitirá aprender y reforzar nuestras capacidades sociales para mejorar la gestión de los riesgos por sequía en nuestro municipio.

Visita estudiantes

Además de este taller, la planta desalinizadora recibió una visita de los alumnos del primer curso del ciclo formativo de grado superior en Salud Ambiental del IES Federica Montseny de Burjassot interesados en conocer estas instalaciones punteras en desalación por osmosis inversa.