Esta Semana Santa 2017, Ondara volverá a acoger la escenificación de La Pasión, 6 años después de su última celebración. En esta ocasión, La Pasión se representará este sábado 8 de abril (el día anterior al Domingo de Ramos) a las 22:30 horas. Se trata de un acto socio-cultural de gran tradición y arraigo en la población, que se retoma este año con la colaboración y soporte del Ayuntamiento de Ondara (que ha suscrito un convenio de colaboración con la Parroquia de Santa Ana, la Junta Central de Cofradías, y el colectivo de Júniors M.D). La organización del evento contará con la colaboración de la Concejalía de Fiestas y Tradiciones de Ondara.

Esta emblemática representación teatral al aire libre, que se realizará íntegramente en valenciano, escenifica la Pasión y Muerte de Jesucristo. Se representarán un total de siete escenas, tomando como emplazamientos calles, plazas y edificios municipales del casco urbano de Ondara, lo que le dota de un encanto especial a esta obra; en concreto, el Prado, la Placeta de les Escoles, la Plaza Mayor, y la Plaza de Toros. Entre los participantes se encuentran integrantes de las diferentes Cofradías de Ondara, del colectivo de Júniors M.D, así como personas voluntarias del pueblo. En total, participarán cerca de un centenar de personas de todas las edades; unas cuarenta como actores principales y el resto como figurantes.

La primera escena es la Santa Cena y se desarrollará dentro del Prado. La segunda escena es la oración en el huerto de los olivos, y tendrá lugar en el exterior, en la zona del muelle del Prado. A continuación, la escenografía se trasladará al interior de la Plaza de Toros de Ondara, en donde se representará la comparecencia ante el Sanedrín. El juicio ante Pilatos, la cuarta escena, se recreará en la Placeta de les Escoles. Y ante Herodes, será en la Plaza Mayor. La condena a muerte de Jesús se representará en la Placeta de les Escoles, y finalmente, la crucifixión, en el muelle del Prado. Cabe indicar que un elemento característico de La Pasión de Ondara es que el público está plenamente integrado en la obra, va siguiendo a los actores en cada una de las escenas y participando, formando también parte de la historia.