Desde este lunes 1 de marzo, ha quedado prohibida la presencia de perros en las playas naturales protegidas de Dénia.
Un año más, este ya icónico animalito se apodera de aquellas.

Es el nicio de la época de cría del chorlitejo. Una etapa que se prolonga hasta el 31 de octubre.

Ahora, sólo están permitidos los canes, en las playas de la Marineta Cassiana y un tramo de Les Marines. Pero donde los perros no pueden entrar es al final de Les Deveses y en Els Molins (zona de L’Alberca). En esos puntos queda totalmente prohibida la presencia de perros durante todo el año.

Esta situación ha sido antaño motivo de chanza y debate airado hasta que se consiguió que el Ayuntamiento de Dénia autorizara una playa para estos animales en la zona pegada al puerto.

Los defensores de la libertad de elección de espacios, no estuvieron en su mayoría de acuerdo con la limitación. Hoy por hoy, el debate parece haberse calmado.