Hace unos años, no había mediodía o tarde, antes de la comida o la cena en Dénia, que uno se tomase esa especie de aguardiente con varias hierbas de sabor amargo llamada Carnot.

Poco a poco esta costumbre fue sustituída por otras bebidas espirituosas como la Cazalla. Pero ahora, de la mano del Grupo Melic se está recuperando tras averiguar que había una persona Josep Bordehore que poseía la fórmula. Hoy son varios los establecimientos que lo vuelven a servir.

Antonio Fornés del citado grupo explica todos los pormenores de la historia: