La burocracia y las reclamaciones llevaron la temporada pasada estival, a retrasar el montaje de los chiringuitos de playa. Bien, pues este año comienza la temporada sin ellos, de nuevo. Con la salvedad de que uno de los primeros en estar al pié de cañón era siempre el de la Marineta Casiana, todavía sin montar. Y es que este es uno sobre los que se ha producido un recurso sobre el proceso de adjudicación. Como otro en la playa del Raset.

A falta de examinar estos recursos los otros estarán en breve montados. Si embargo planea la duda, debido a las normas restrictivas por el COVID 19 que han provocado un menor interés y cierto desconcierto sobre los elementos paralelos que completan la instalación. Igualmente sobre el modo de consumir en las escuetas barras de los mismos.

Serían cuatro más, pero entre las dudas y la planificación del montaje provocarán que completen una estampa de las más clásicas del verano en Dénia.