La línea ascendente, en algunos casos más que eso, de Vox, cambia por ejemplo el signo en la Comunitat Valenciana en la que se impone la suma de las derechas sobre las izquierdas.

La victoria es del PSOE que suma 10 escaños con 697.596 votos, seguido del PP con 583.121 y 8 escaños seguido muy de cerca de VOX que obtiene 467.019 votos y 7 escaños, lejos de Podemos que se queda con 4 escaños, 2 Ciudadanos, el gran derrotado y 1 escaño Mes Compromís.

En la provincia de Alicante la cara y cruz de estas generales la ofrecen Ciudadanos que pierde 109.000 votos mientras que Vox, apoyado sobre todo en la Vega Baja sumando más de 50.000 votos que en las elecciones de abril. El PSOE mantiene su dominio aunque baja más de 20.000 votos y el PP mejora unos 27.000 votos.