Tras las últimas declaraciones del Partido Popular y el anuncio de la moción que presentará en el último pleno, previsto para el jueves de la semana que viene, sobre la instalación de más boyas de amarre para erradicar el fondeo de embarcaciones, ahora ha sido el gobierno local quien ha dado un paso adelante.

El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, se ha mostrado sorprendido porque “ahora el partido popular está a favor de la posidonia”. En el punto de la moción dice que el PP “solicita a la Consellería de Medio Ambiente que instale las boyas de amarre correspondientes y necesarias para que los barcos puedan amarrarse, de modo que se dé cabida de una forma adecuada y sostenible a la demanda de los usuarios”, algo que ha recordado Grimalt, que “hay boyas con anclajes químicos y otras, que se instalaron en el año 1993, de hormigón”. Además de éstas, también hay otras instaladas mediante el sistema ecológico en las zonas de la Punta Negra, Aiguadolç, Cova Tallada y en la zona sud del Cap de Sant Antoni, que suman un total de 17 boyas.