Se llevó los tres puntos el Alginet del Diego Mena. Una derrota que unida a los triunfos de todos los aspirantes dejan al Dénia “tocado”. Quedan nueve puntos que hay que sumar y que no lo haga el Alginet que ha dejado al Dénia quinto en una lucha por tres puestos. El partido próximo frente al Beniganim es clave siempre que el Alginet no gane en el campo del Castellonense que puede tener asegurada la segunda plaza para entonces. Toda una serie de cábalas que hubieran sido innecesarias de ganar a los valencianos. Cierto es que estos no llegaron casi a inquietar a Tonet. Marcaron de penalti en la primera mitad. Los dianenses salieron a por el empate y otra vez, Cristian de Luis volvió a marcar. Un central que lleva más goles que algunos delanteros. Pero llegó la segunda parte y cuando todo el dominio era del Dénia, eso sí, frente a un muy ordenado Alginet, que no tuvo casi peligro, llegó la “comida” de Tonet en un balón que no parecía llevar peligro y ahí se acabó la cosa. Fue un quiero y no puedo con un decepcionante Alfi que tuvo dos y erró lo que para su presunta clase, no debiera. Salió por un trabajador Poveda como lo hizo un Paco en nulas condiciones físicas y tocado, por un Javi más necesario que nunca para esos minutos. Así se consumó una derrota que ya no le hace depender sólo de él mismo.