Guillermo está imprimiendo una identidad a un juvenil de Liga Nacional que sembraba muchas dudas cuando se iba formando. Su derrota por la mínima en Elche en la primera jornada, ha sido neutralizada en este gran triunfo frente a un equipo que descendió de División de Honor, el Racing de Algemesí.

La combatividad de los locales se impuso a un equipo muy bien plantado sobre el césped del Diego Mena y cuando cogieron el pulso del partido comenzaron a jugar con más verticalidad merced a la cual llegó el gol de Plamen en el minuto 30.  Diez minutos después se pudo sentenciar el partido mediante una jugada de claro penalti que señaló el línea pero negó el colegiado.

En la segunda mitad los visitantes salieron a por el empate y obligaron al Dénia a retrasar líneas lo que les dio oportunidad de cerrar el partido a la contra. Ni siquiera con 10 en los minutos finales del partido descompusieron las líneas locales y acababa el encuentro frente a un equipo muy fuerte y rocoso, lo que da más mérito a este Juvenil al que se le está sacando un gran partido por el momento desde la dirección técnica.