Según la agencia Efe un ascensor patentado por un inventor de Dénia (Alicante) elimina del aire y de las superficies del ascensor todo rastro de la Covid-19 mediante el uso de rayos ultravioletas una vez que el habitáculo está detenido y sin ocupantes.

El inventor, José Roig, ha afirmado que la transmisión por vía aérea a través de los aerosoles debe redefinir la estrategia de prevención ante la Covid-19, sobre todo en los espacios públicos, como por ejemplo un lugar no ventilado como es el ascensor.

A partir de esta idea, el inventor de 45 años ha desarrollado un prototipo de elevador «anti-covid» con la tecnología que ya usaban en su empresa del sector agroalimentario, basada en la pasteurización que elimina patógenos con rayos ultravioleta.

A lo largo de cuatro generaciones, la familia Borrell de Dénia (a la que pertenece) ha sumado 40 patentes relacionadas con la tecnología que utilizan para todo tipo de frutos secos, y su heredero, José Roig, tiene 14 patentes a su nombre, más otras cuatro en tramitación.