Durante estos días, desde que se anunciara, e incluso con anterioridad, la convocatoria electoral a la presidencia del CD Dénia o la confirmación de Juan Benavente, Presidente en funciones de presentarse a la elección en la futura Asamblea Extraordinaria, han ocurrido varios enfrentamientos verbales entre un grupo de socios (reconocida la ex presidenta Gema Estrela) y la actual dirección del Club.

El punto más álgido ha supuesto un requerimiento notarial para la entrega de la contabilidad del ejercicio 2018-2019, balances y situación económica 2019-2020 y el Acta de la Asamblea del 30 de julio pasado junto a las actas de los nombramientos de los distintos cargos directivos.

Este requerimiento llegó al parecer a los miembros de la directiva: Juan Benavente como Presidente accidental, Jonathan Lambert, abogado del club y la secretaria Marta Marco. Pero a pesar del requerimiento y tras varios intercambios de fechas para recibir o recoger la documentación solicitada, esto no se ha producido,dejando abierta la posibilidad de solicitar una auditoría e impugnar la Asamblea puesto que se realiza de forma extraordinaria sin proceder a celebrar la ordinaria bajo derecho de los socios de recibir o recoger la información estando al día en el pago de su cuota, antes de esa Asamblea como así hizo público el propio Juan Benavente.

Todo este galimatías, ha roto, lo que además el confinamiento ha hecho pasar desapercibido, el estado de calma preelectoral por lo que no se descarta que el grupo de socios que avalaron la petición de Gema Estrela procedieran a presentar una candidatura alternativa en la Asamblea Electoral el 30 de Junio ya convocada.