Fue una de las terrazas de los Edificios París que dan al Passeig del Saladar. Pasadas las dos de la madrugada un estruendo alertó a los vecinos y es que se estaba derrumbando una de las terrazas de los bajos que dan a la calle y que está ocupada por varias tiendas. Dos de ellas fueron afectadas de pleno. La vivienda afectada estaba habitada por una mujer de avanzada edad que no sufrió daños físicos como tampoco otros propietarios de viviendas y de los comercios dado la hora del siniestro.

Bomberos y Policía Local acudieron al lugar de los hechos teniendo que desalojar por precaución a algunas viviendas colindantes. Lo que ahora se plantea es si la estructura de los bajos sufre deterioros habida cuenta de la antigüedad de estos edificios emblemáticos en Dénia.