La tercera sesión del ciclo de Debates que organiza mensualmente el Centro Asociado a la UNED en Dénia puso las bases de una Ciudad habitable, planteando la dicotomía entre sostenibilidad energética, diseño y desarrollo económico. Los participantes expusieron en el debate como requisitos fundamentales para que una ciudad pueda etiquetarse como habitable, la accesibilidad, la formación de sus ciudadanos y la presencia de una continuidad urbanística, entendiendo como tal la unión física entre áreas que superen las privatizaciones que, a menudo, fragmentan y dividen la ciudad dando lugar a espacios prohibitivos.

El debate planteó dos visiones, que han sido las predominantes hasta la fecha: una primera donde la ciudad la crea el que manda a través del diseño y la aprobación de planes generales verticales desde arriba hacia abajo y que son dictados unilateralmente; y una segunda visión, más actual, que aquella ciudad “que diseñan todos los ciudadanos por igual” con planes de integración y participación que van desde abajo hacia arriba. En este punto se insistió en la calidad de la participación, que no debe ser meramente informativa sino también abarcar el proceso real de toma de decisiones.

Participación real en la toma de decisiones

Esta participación debe estar enmarcada en unas directrices concretas dando la posibilidad de que participen, en la medida de sus posibilidades, los diferentes sectores de la sociedad. Como ejemplo, se citó la posibilidad de que los niños pudieran también tener voz y voto en el diseño de una ciudad habitable gracias a fórmulas como la participación directa, la indirecta y la observación participante.

Otra de las señas de identidad que deben tener en común las ciudades habitables es la multicentralidad, es decir, la creación de múltiples centros que superen una excesiva especialización, la cual termina por generar un problema de movilidad y de escasez. Esta multicentralidad debe constar de servicios básicos, variados y multifuncionales.
La protección del medio ambiente fue, igualmente, otra de las cuestiones que salieron durante el debate entre la comunidad educativa. Respeto al medio ambiente que debe ir aparejado con un nivel de vida saludable, cómoda, sostenible y barata para sus habitantes.

Distintas escalas

Cuando se habla de ciudad habitable, los ponentes se refirieron a tres escalas: Una primera relacionada con la vida cotidiana, una segunda que se refiere a las relaciones humanas y una tercera, y no menos necesaria, concerniente a las teleoperaciones.

El próximo Debate que tendrá lugar en el Centro Asociado a la UNED de Dénia llevará por título “Comercio justo. Qué es y cómo reconocerlo”. La cita será el próximo viernes, 12 de may, a partir de las 19 horas.