Existe mucha preocupación en la Consellería de Sanitat por la velocidad con la que se manifiestan nuevos casos de coronavirus en territorio valenciano.

Los datos del fin de semana pasado hablan por sí solos: 715 casos y 28 rebrotes…la mayoría de carácter social con el mayor porcentaje en la franja de edad entre los 15 y 35 años.

Desde que se volvió al estado de normalidad es la cifra más alta y todo parece indicar que los PCR y las analíticas privadas incrementen considerablemente esas cifras.

La presión sanitaria comienza a preocupar al duplicarse tanto los ingresos en hospitales como en UCIs, todo ello en la última semana.

De nuevo las residencias están en el punto de mira, 19 de ellas con algún caso.

Las nuevas medidas más restrictivas comenzarán a aplicarse este martes pero qué duda cabe que será más necesaria la vigilancia en torno a lugares de concentración como las playas donde ni mucho menos se cumple el uso de la mascarilla en zonas de paseo. Incluso en el posible traslado a domicilios particulares o botellones la agrupación de más de 10 personas, nueva disposición.