Durante el miércoles, 23 de enero, ha habido varios sucesos en la comarca de la Marina Alta, dónde ha destacado el incesante trabajo de los Bomberos de Dénia.

El primero ocurría por la mañana, entorno a las 11:37 horas, cuando se daba la voz de alarma de un incendio en una vivienda de Sagra. En el interior de la vivienda se encontraba un vecino con movilidad reducida y que ha sido rescatado por un grupo de ciclistas que pasaban en ese momento por la zona y quienes dieron el aviso al Parque Comarcal de Bomberos de Dénia. Hasta el lugar de los hechos han acudido un vehículo de primera salida y una jefatura con siete efectivos para extinguir el fuego.

El segundo suceso ocurría en el Castillo de Dénia y dónde llevaban los bomberos trabajando desde el pasado lunes gracias a la voz de alarma de una protectora de animales. Se trata del rescate de un gato que había quedado atrapado en un saliente de la muralla del castillo a una altura de 10 metros. El felino se encontraba sobre una plataforma que tenía una caída de 50 metros y no pudieron sacarlo antes porque el animal se resistía. La protectora de animales facilitó durante la tarde del martes una jaula, con autocierre, y hoy los bomberos han podido rescatarlo.

El último suceso del miércoles sucedía en la primera rotonda de Ondara. Los bomberos del Parque Comarcal de Dénia han retirado una valla publicitaria de grandes dimensiones que ha caído a consecuencias del viento. Los bomberos han acudido con un vehículo de jefatura, otro de primera salida y otro de autoescalera para desmantelar la valla.