Quizá por ser el primer año que es festivo en la Comunitat, la noche de Sant Joan aparentemente tuvo más afluencia en las playas que de costumbre. Miles de personas volvieron a «acampar» en toda la franja litoral de Dénia. Bañarse los pies, cumplir la tradición, algunos con más «euforia» de lo habitual, dejaron por otra parte toneladas de basura que el dispositivo especial de limpieza de la actual concesionaria se tuvo que multiplicar desde la salida del sol para retirar todos los restos y dejar en condiciones las playas para el día siguiente, festivo por demás.

En total se han recogido 22 toneladas de brasas,maderas y arena así como 6.200 kilos de basura. Dos toneladas más que el pasado año y casi 4.000 kilos menos de basura.

Son precisamente  las playas naturales protegidas de Punta del Raset, Les Marines (desde Albaranas hasta el parque Bassetes) y Molins, las que registran mayor afluencia de gente durante la Noche de San Juan y, por tanto, acumulan una mayor suciedad que hace necesario el cribado mecánico de la superficie. La concejalía hbíaa establecido que la maquinaria de criba y los camiones solo actuarán en los primeros 10 metros tierra adentro desde la orilla del mar para no dañar las dunas y la fauna que habita en estos espacios.
La dotación de maquinaria habitual en el servicio de limpieza de playas que lleva a cabo la concesionaria  se vió reforzada con 2 camiones, una pala cargadora de tipo frontal y una retroexcavadora mixta. Los recursos humanos también se incrementaron con 12 operarios extra y 3 conductores, que se sumaron a la plantilla habitual de 8 operarios, 2 conductores y 1 encargado.
Las fuerzas de seguridad también han establecido un dispositivo especial de vigilancia durante la Noche de San Juan, que comenzó a las 22 horas y concluio sobre las 6 de la madrugada. El servicio se vio reforzado con cuatro patrullas más de la Policía Local y otras tres de la Policía Nacional.