Ayer por la tarde en la mesa debate sobre el Plan General Estructural que se celebró en la Casa de la Cultura de Dénia, no acudieron más de 50 personas, a pesar de que el tema a tratar no careciera de importancia. Paisaje y movilidad, fue lo que se abordó en ese coloquio, en el que los ponentes, antes de dar paso al turno de preguntas del público, la mayoría coincidían en que Dénia no está preparada para que “los agricultores vivan única y exclusivamente de la tierra”. Así lo expresó la empresaria en viticultura, Mara Bañó, asegurando que los agricultores tienen otro trabajo complementario porque hacen “inversiones brutales y obtienen resultados a largo plazo”, aun así este Plan General está bien para “empezar de cero”.

Por su parte, Carlos Pesquera,  Delegado de la Asociación de los Promotores de Dénia, tenia claro que “paisaje y movilidad son indivisibles” pero incluso  hay algunas cuestiones que en el Plan General a su juicio, no se están planteando de la mejor forma, como por ejemplo el hecho de planear aparcamientos en primera línea de playa, o la estación intermodal tan cerca de La Pedrera lo cual genera un impacto medioambiental importante en las mediaciones del Parque Natural del Montgó.

Sonja Dietz, Presidenta del CEDMA, también participó y además de coincidir con Pesquera en ello reivindicaba que hay que poner en valor las infraestructuras verdes, y si hay “tanto territorio que proteger, habrá que ir pensando en campañas de concienciación y una mayor educación”, porque esas zonas verdes son de por sí delicadas y necesitan más mantenimiento. A pesar de todo, dietz explicaba que hay ciertas contradicciones en esto de proteger el territorio como por ejemplo, la circunvalación de la xara o los aparcamientos antes mencionados.