Urbanismo quería adquirir un edificio que ya es suyo desde hace 25 años. Hace diez años que la Federación de Vecinos viene pidiendo al Ayuntamiento que se elimine el saliente del edificio que estrangula la calle La Vía a la altura del cruce con la calle Diana. Varios gobiernos han pasado sin hacer ningún caso hasta que en la actualidad se ha realizado una investigación que ha concluido que el saliente fue cedido al Ayuntamiento en 1.991, precisamente para ampliar el vial.

Este es el reciente suceso con el que Sergio Benito, concejal de Ciudadanos, ha querido ilustrar uno de los puntos más críticos del informe de fiscalización que la Sindicatura de Cuentas ha realizado sobre el control interno del Ayuntamiento de Dénia del año 2014. El organismo autonómico ha otorgado al control bienes y patrimonio local un rotundo suspenso (un 1 sobre 10) lo que en palabras de edil naranja «equivale a que el Ayuntamiento, en demasiados casos, no tiene idea de lo que es suyo y lo que no».

Benito se ha quejado de que el equipo de gobierno haya tardado tres meses en entregar a la oposición el informe de la Sindicatura, fechado en junio de este año, así como la falta de publicidad a la ciudadanía del mismo. La nota global del informe deja al Ayuntamiento con un bien alto (6,7), y hace una larga relación de lo que considera los problemas más graves: la falta de transparencia exigida por la ley, la falta de un registro de todos los contratos, incluyendo los menores, la aprobación de ocho expedientes de reconocimiento extrajudicial de facturas entre 2013 y 2014, la falta del control individualizado de las incompatibilidades del personal, la falta de objetividad a la hora de fijar los complementos de productividad (se cobran sí o sí), no se controla la relación entre el pago de las subvenciones y el coste real, no se tramitan expedientes para determinar responsabilidades, falta de informes de fiscalización y la no existencia de un plan estratégico ni anual del soporte informático, entre un largo etcétera.

Para Benito la lista proporcionada por la Sindicatura es el resumen técnico de todas las irregularidades y deficiencias que Ciudadanos ha ido denunciando en el Ayuntamiento durante años y que, a pesar de la alternancia PP y PSPV , se siguen produciendo porque no se acometen las reformas en profundidad que necesita el Ayuntamiento.

«Falla Contratación, falla Personal, falla Urbanismo y ahora tenemos certificado que falla Intervención», ha dicho el edil durante sus conclusiones. «Los vecinos ya sabemos esto porque lo padecemos día a día, y también los propios trabajadores del Ayuntamiento. Un Ayuntamiento no se gobierna con buena voluntad sino con un buen conocimiento y buenas acciones.» Éstas han sido las conclusiones de Benito que también ha pedido a PSPV y Compromís que despierten ellos también y hagan las reformas necesarias, en vez de estar únicamente de paso.