«Soccer Balls Net 7-22-09 1″by Steven Depolo (CC BY 2.0)

Los dos chicos jóvenes se encuentran en las canteras del Valencia y del Levante, dos equipos que les podrían permitir dar el salto al fútbol de élite profesional más avanzado del mundo, LaLiga Santander y la Liga francesa.

El fútbol de Denia cuenta con dos jóvenes que prometen dar a la ciudad grandes alegrías. Estos son José Luis García, más conocido como Pepelu, de 20 años, y Pablo Seguí Gutiérrez, de 19. Dos futbolistas que están sabiendo crecer en dos de las canteras más prestigiosas de la Comunidad Valenciana y que en poco tiempo uno podría debutar en LaLiga Santander.

Pepelu milita en el Atlético Levante desde la campaña 2015-2016. Sin haberse estrenado aún en el primer equipo, el dianense espera su turno en la cantera, donde se ha convertido en una pieza clave para su entrenador, Luis Tevenet. Centrocampista del cuadro azulgrana, el joven llama la atención por su gran juego hasta tal punto de haber sido convocado por la selección sub20’en diversas ocasiones.

Sin duda se está convirtiendo en una promesa que en no mucho tiempo podría debutar en LaLiga Santander, competición que disputa su club. En ella el Levante se está asentando en las últimas temporadas gracias en gran parte a su apuesta por el fútbol base. Y es que, por su filial pasaron hombres hoy en día muy importantes como son Roger Martí o José Luis Morales. Los últimos en subir, que aún están buscando su acomodo en el primer equipo, han sido el portero Koke y David Remeseiro, también conocido como Jason.

Estos son los casos en los que se debe fijar el joven nacido en Denia para conseguir su objetivo de asomar la cabeza a Primera División. Pepelu tiene que seguir trabajando al mismo ritmo que lleva para obtener una oportunidad de la mano de Paco López, el actual técnico del Levante.

Levante y Valencia podrían darles la oportunidad

En el filial del otro club más importante de la ciudad de Valencia, el Mestalla, se encuentrba el segundo protagonista. Pablo Seguí, un año más joven que Pepelu, busca su acomodo en el segundo equipo del Valencia, al que ya entró a pesar de tener edad de juvenilhace una campaña. También en Segunda B, el dianense tiene aún un camino algo más largo que su vecino, pues apenas es un recién llegado al club.

Sin embargo, la temporada pasada pudo compartir vestuario con la gran joya del Mestalla, ya perteneciente al primer equipo del Valencia, Ferrán Torres. El extremo le ha mostrado el sendero que Seguí ha de continuar desde su demarcación de lateral derecho para llamar la atención de Marcelino García Toral.

La falta de confianza del asturiano en cuanto a jugadores de la primera plantilla en su puesto, como es el caso de Cristiano Piccini, podría hacer mirar al técnico hacia la cantera y allí encontrarse con un Seguí que, perfectamente, cumpliría con la misión de ocupar esa demarcación de suplente como carrilero diestro, como hace con el izquierdo actualmente Toni Lato, otro canterano. Marcelino es un experto con hacer crecer a los jóvenes talentos y podría, por eso, ser un maestro de gran utilidad para que Seguí termira de confirmarse.

La mala temporada del Valencia complica a la cantera

Sin embargo, para que lleguen oportunidades en un club como el Valencia, el futbolista necesita que el equipo esté jugando bien y haya espacio a los debuts. Y esta campaña el cuadro che no está cumpliendo con las expectativas creadas, ya que marcha mucho más retrasado de lo que los pronósticos de LaLiga, que le colocaban en un principio, ya que era un claro candidato a acabar entre los puestos Champions League, y actualmente mirando más hacia el descenso que hacia Europa.

Por ello, la siguiente opción, ha sido firmar por un equipo francés de segunda división en Montpellier

Otra posibilidad que hay para que el joven dianense pueda ser llamado en el futuro soluciones que ya ha utilizado este curso, pero que no son del todo del agrado del entrenador, que en un nuevo caso así podría girar la cabeza hacia la cantera.

En definitiva, dos jóvenes nacidos en Denia están cerca de ver cumplido su sueño de debutar en Primera División. Pepelu parece tener un camino, quizás, más sencillo.