El concejal de Gobernación Javier Scotto, ha comunicado que ya han recibido respuesta a por parte del Consell Jurídic Consultiu, a la consulta que el pleno de hace unos meses solicitó sobre los nombramientos adquiridos, en este caso, de un agente de la policía local desde el año 90. aunque en ningún momento se haya pronunciado su nombre, se trata del intendente Andrés Tabernero.

El Ayuntamiento de Dénia ha iniciado recientemente la revisión del organigrama municipal y la relación de puestos de trabajo y por lo que respecta al organigrama de la policía local, se solicitó la revisión, por si hubiera podido, existir alguna irregularidad en dicho nombramiento. Fue este el motivo por el cual se solicitó al Consell, un informe sobre la situación de este agente. Un informe, que ya ha recibido el consistorio y donde se plasma, que no procede la revisión del ofici,o porque aunque pudiera concurrir alguna de las causas de nulidad de pleno derecho, esa revisión del nombramiento, podría resultar contrario a la equidad, o la buena fe, por el mero trascurso del tiempo.

Por lo tanto lo que comunicaba el edil de Gobernación es que, una vez recibido el informe, se concluye el expediente de revisión, y si hubiera alguna irregularidad en la adjudicación de la plaza, simplemente el paso del tiempo desde el año 90, es suficiente para archivar este caso. Javier Scotto señalaba que lo único que han hecho, ha sido elevar una consulta por una posible irregularidad, algo que no se había hecho antes «lo que hubiera sido un error, hubiera sido, actuar antes de asegurarse». Desde el equipo de gobierno, entienden que esa es la forma en la que hay que trabajar, además sin coste para el Ayuntamiento. Próximamente anunciaran varias promociones en los distintos estamentos de la policía local.

Por su parte el edil de Hacienda en el Ayuntamiento dianense, Paco Roselló, también relacionado con temas de policía, manifestaba que a raíz de que el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España, les comunicara al consistorio, que no procede la suspensión de empleo a dos policías municipales, expedientados y suspendidos en su día, el equipo de gobierno ha dado su opinión diciendo que el ayuntamiento no tiene doble vara de medir, y afirma que en estos momentos, no están trabajando ambos por haber presentado bajas médicas.