La Consellería de Sanidad estaría investigando más de 60 casos de cargos y familiares de estos o conocidos, que se han saltado el protocolo de vacunación. De ellos más de 5 en la comarca. Que se sepa, Juan Bautista Roselló, diputado del PP por Benissa, los alcaldes de El Verger y Els Poblets (su mujer) y la concejala Cristina Morera y su marido. Se habla, aunque no ha trascendido la cantidad de algunos familiares de los citados.

En realidad, la consellera Ana Barceló afirmó que han sido más de 200 las vacunas no puestas según el protocolo, si bien, la mayoría se ha comprobado que estaban justificadas. Ha hecho hincapié especialmente en que 10 de ellos son cargos públicos y que se depurarán las responsabilidades demostradas y se actuará en consecuencia.

Cabe recordar que el President de la Generalitat, Ximo Puig, afirmó que no se les pondría la segunda dosis a ninguno de ellos, a pesar de que es necesaria para completar la eficacia de la vacuna. Sin embargo Barceló afirma que está el Comité de Bioética de la Comunitat, estudiando las circunstancias que concurrirán, pero siempre, priorizando la segunda dosis en las personas de riesgo contempladas en el protocolo previsto, dejando al margen a los que se saltaron tal prioridad. Sin embargo, dado que la vacuna administrada en primera dosis ha de repetirse a los 21 días, tiene una efectividad, si se suministra seis semanas después, plazo que podría servir para administrarla a los «infractores».

En cuanto al protocolo de vacunación en estos casos y respecto a las dosis sobrantes, como afirmaba, el nuevo concejal de Sanidad en Dénia, Javier Scotto, todavía Consellería no ha comunicado cómo hay que proceder.