Se veía venir y estaba escrito…Isidor Moyá concejal en el ayuntamiento de Benissa forma hoy parte de ese grupo que de manera no correcta se llama MIXTO siempre que hay un solo edil en él. Por ello el matiz no adscrito es el correcto. No adscrito en este caso al grupo al que ha pertenecido últimamente: Ciudadanos. La formación naranja advirtió que le abriría expediente de expulsión y así se ha cumplido. Todo parte de cuando el actual tripartito gobernante formado por Compromís, Reiniciem Benissa y Partido Socialista hicieron valer la mayoría que les dio Mollá para cambiar la alcaldía en manos de Juan Bautista Roselló. Mollá cuyo currículum político así como la ostentación muchos años de la alcaldía añade un eslabón más a esa carrera que ahora con aquello de que cada concejal es dueño de su acta y no del partido al que representa, vuelve a tener un poder de decisión importante por el momento cercano al actual ejecutivo