Cuando acabe de elaborarse el Plan de Resíduos de la Comunitat Valenciana, ahora en proceso de debate, se aprobarán unas medidas que nos afectarán sobremanera. No será de fácil aplicación porque afecta a los materiales plásticos de un sólo uso que utilizamos con bastante frecuencia y que a pesar de que el reciclaje ha mejorado bastante, no es el suficiente, ni lo sostenible conveniente. Así, vasos, cubiertos o platos, bandejas, etc., todos aquellos elementos plásticos no reciclables dejarán de venderse. Seguramente uno de los elementos que más se ha ido introduciendo en nuestras costumbres es tomar café de cápsulas, que tampoco podrán suministrarse o las pajitas de las heladerías. La lista se hace interminable, encendedores,cartuchos de impresión y así todo aquello que no sea susceptible de ser reciclado. Recientemente apareció en la playa un cachalote en cuyo estómago se encontraron toda clase de elementos plásticos que acabaron con su vida. Imaginemos el resto de la cadena alimentaria. El Congreso, una Comisión Especial ya ha aprobado esta proposición no de Ley.