Por fin habemus rotonda. La pesadilla de la mini rotonda de Joan Fuster será historia. De momento, la edil de Urbanismo en Dénia María Josep Ripoll anunció que se están dando los últimos retoques al asfaltado y que se están colocando las señálíticas para hacer operativa la circulación que comunicará Joan Chabás con Joan Fuster y el Camí de Sant Joan.

Pero no se puede considerar definitiva la obra hasta que Ferrocarrils de la Generalitat proceda a finalizar la red viaria del tram y la del futuro tranvía para regular la circulación del trenet y del tráfico rodado. El precio de adjudicación de los trabajos ha ascendido a unos 37.000 euros y ha sido ejecutado por la empresa PAVASAL.