Esta mañana era más que un lugar de curiosidad, la rotura a golpe de piedra que unos cacos han producido en el escaparate de una tienda de telefonía en Plena calle Marqués de Campo a la altura del cruce con Cándida Carbonell junto a la administración de lotería Aprovecharon un bloque de cemento cercano al parecer para estamparlo contra la cristalera y proceder a llevarse cuantos móviles y otros aparatos electrónicos por un valor de entre 10 y 12.000 euros. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación tras ser alertada por unos vecinos que escucharon el fuerte estruendo en la madrugada. El comercio permanece abierto con los signos del destrozo todavía visible.

Foto: J.A. Masó