La junta general del Consorcio de aguas de la Marina Alta se ha reunido hoy en la planta desaladora de Xàbia con el fin de aprobar las cuestiones ordinarias así como la próxima de sus grandes inversiones, una tubería que permitirá conectar cinco localidades.

Se trata de una inversión de 1,3 millones de euros que será la segunda gran obra que ejecuta el Consorcio comarcal de aguas en esta legislatura. Un organismo en el que están representandos 15 de los 33 municipios de la comarca y que trabaja por una solución comarcal a los problemas de suministro que pueda haber en el futuro.

La reunión se puede calificar como expres, ya que aparte de las decisiones meramente administrativas, y el informe de los técnicos respecto a esta obra, se ha aprobado la designación de un nuevo vicepresidente, el concejal de teulada, Raul Dalmau, en sustitución de juan bautista roselló.

Durante la sesión el representante de Xaló, Gerard Fullana, ha criticado la reunión y que el presupuesto del consorcio solo se haya ejecutado la partida de las indemnizaciones por asistencias, y pidió mayor operatividad al organismo. Por su parte, el alcalde de Xàbia, José Chulvi, se preguntó si desde la crisis en el suministro de agua que sufrió la comarca en 2016 se ha hecho algo para evitarlo y apostó por hacer caminos del agua en la comarca.

El presidente del Consorcio y de la diputación, el calpino, César Sánchez, destacó que uno de los primeros objetivos del organismo es conectar los municipios porque es la base de la sociedad actual, conectarlo a través del agua y posibilitar opciones alternativas ante futuros problemas de suministro.