El alcalde, Vicent Grimalt, y los concejales de Protección Ciudadana, Javier Scotto; Comercio,
Sandra Gertrúdix; y Territorio, M. Josep Ripoll, se han reunido esta mañana con los
representantes -de los sectores vecinal, comercial, hostelería, profesiones liberales y mercat de la plataforma ‘Abrimos el centro’, que pide la reapertura de la calle del Marqués
de Campo.
Durante el encuentro, los portavoces de cada sector han puesto sobre la mesa sus
demandas, que han sido contestadas por los ediles del equipo de gobierno.

Vecindario
En cuanto a los vecinos y vecinas del centro, Sara Guntiñas ha manifestado como principales
preocupaciones la necesidad de contar con un sistema de acceso restringido a Marqués
de Campo para carga/descarga en situaciones no previstas; la posibilidad
de habilitar una zona de aparcamiento para residentes; la sensación de inseguridad ciudadana
desde que la calle se ha cerrado; el acceso de los servicios de emergencia; y la demanda
de incorporarse al Consejo Vecinal.
El regidor Javier Scotto ha insistido que, según los informes policiales, solo se han
registrado dos hechos delictivos en los últimos dos meses, por lo tanto «la sensación de inseguridad
es muy subjetiva, pero se intentará mejorar». Además, la cantidad de denuncias por
infracciones de la normativa COVID en el centro evidencian que la presencia policial es alta.
En cuanto a los servicios de emergencia, Scotto ha aclarado que tanto los bomberos como las
ambulancias tienen clave de los pilones para acceder en los espacios peatonales en cualquier
momento.
En cuanto al sistema de acceso restringido para residentes, el ayuntamiento ya está
trabajando.
Respecto al Consejo Vecinal, desde el gobierno se los ha informado que tienen que pedir por
escrito la incorporación.

Comercio
En representación del comercio del centro, Antonio Llopis ha expresado la opinión que el
cierre de Marqués de Campo revierte el sector comercial a una situación
de estacionalidad. El alcalde, Vicent Grimalt, ha destacado que la crisis del comercio
tradicional es una situación generalizada, “comenzada incluso antes de la pandemia”. El
Plan de Comercio que el Ayuntamiento de Dénia está a punto de presentar, una de las
medidas de apoyo al sector en pandemia, “señala precisamente esto: el auge de las
plataformas en línea, los nuevos hábitos de consumo, sobre todo de los más jóvenes, los grandes
centros comerciales, cambios algunos acelerados por la coyuntura de la pandemia,
evidentemente”.
A la reivindicación recurrente de la escasez de aparcamiento, la regidora de Comercio,
Sandra Gertrúdix, ha recordado que las bolsas de aparcamiento público que ofrecen 3.000
plazas gratuitas, “y a 5 minutos del centro”, y los parkings privados “no llegan a llenarse”. Además, el alcalde ha añadido que la campaña a la cual apoyó el ayuntamiento,a partir del acuerdo entre el comercio y la hostelería de Dénia y los parkings privados, porquese repartieron entre la clientela tickets por horas gratis de parking, no ha sido
suficientemente aprovechada por los establecimientos adheridos. “Hasta diciembre, por ejemplo,
solo se gastaron 59 tickets del aparcamiento de Baleària, al final de Marqués de Campo”.

Hostelería
Por parte de la hostelería, Joseba Castro, ha opinado que el cierre de Marqués de Campo
no ha favorecido los bares y restaurantes. Aun así, el regidor Javier Scotto ha
insistido que, sin el cierre, el montaje de terrazas, que han permitido sobrevivir
el sector durante el verano y el otoño, antes de la reavivada de la pandemia, no habría estado
posible según las restricciones impuestas por las autoridades.
Además, ha añadido el edil, son muchos los establecimientos de restauración que han pedido,
precisamente, un aumento de la ocupación de vía pública para las terrazas.

Profesionales liberales y propietarios
Como portavoz del sector de los despachos profesionales, Alberto Morera ha propuesto
una duplicidad de usos en Marqués de Campo: peatonal en temporada turística y abierta
al tráfico en épocas de menos afluencia. También ha insistido que la peatonalización no
se ha hecho de manera progresiva, como estaba previsto en anteriores proyectos, y en la falta
de aparcamiento próximo. En este sentido, ha apuntado que el solar del antiguo ambulatorio
podría haberse habilitado como parking.
La pandemia, que obligó a cerrar la calle para facilitar la actividad de la hostelería, y la proximidad
de un aparcamiento cono el de la Vía son los argumentos que ha ofrecido a cambio
el alcalde. “No estaría justificado un parking en Marqués de Campo si tenemos uno al
lado que ni siquiera está lleno”.

Mercado Municipal
José Luis Peiró, por parte de los vendedores del mercado, ha apelado a las dificultades de entrar en
Dénia, que se han incrementado por el cierre de una arteria principal como es Marqués
de Campo. “Nos hacen pedidos por otros medios, como el whatsapp, pero a la
clientela se los cuesta llegar para recogerla, y yo sí he repartido 200 tickets de parking.
Necesitamos primero un estudio de movilidad”.
Sandra Gertrúdix, responsable de Comercio, ha señalado las demandas contradictorias
que recibe respecto al mercado: “me comentáis que la clientela ha bajado, pero también
me llegan quejas por incumplimiento del aforo”, extremo que ha confirmado el
regidor de Protección Ciudadana, teniendo en cuenta las intervenciones policiales que se
han hecho.
Por otro lado, según la diagnosis del mercado, actualmente en fase de redacción, los
problemas identificados en el mercado son la utilización de la carga y descarga como
zona de estacionamiento, lo cual genera dificultades diarias; y la necesidad de una área
de almacenamiento.
Continúan abiertos los canales de comunicación entre ayuntamiento y ‘Abrimos el centro’ para
intentar atender algunas de las demandas de la plataforma