Esta tarde el Director General de Obras Públicas, Carlos Domingo acompañado por el Alcalde de Dénia, Vicent Grimalt y Juan Andrés Sánchez, Director Gerente de FGV, han mantenido una reunión y han visitado las obras de modernización de la línea 9 del TRAM.

El Alcalde de Dénia, en primer lugar ha manifestado que las obras supondrán un antes y un después en la historia de Dénia, acabando con la partición que presenta actualmente el casco urbano con el Montgó, gracias a la creación de rotondas y cruces en la avenida Joan Fuster, siendo esta uno de los principales accesos de entrada y salida a la ciudad. Grimalt, ha destacado la voluntad de colaboración tanto de Conselleria como de FGV para que el anhelado proyecto de que el tren no sea una barrera, se consiga en 2019.

Por su parte, Carlos Domingo, ha señalado que los trabajos de remodelación de la línea 9 van a buen ritmo y a finales de año podría estar acabado el tramo de tranviarización. Domingo, igualmente ha destacado el buen entendimiento entre las administraciones, prueba de ello es el proyecto de la rotonda de la calle Diana con Joan Fuster. El diseño cumple con las necesidades futuras, tanto en lo que respecta al funcionamiento del tren, como el de la avenida, que será de doble sentido de circulación hasta el puerto, y un total de 4 rotondas.

La línea 9 funcionará de forma totalmente integrada, desapareciendo las barreras, la vista de las vías, el balastro y el muro que física y psicológicamente divide las dos partes de la ciudad. Un TRAM totalmente urbanizado y adecuado a la ciudad. Carlos Domingo, ha asegurado que la línea 9 es muy importante para Dénia y FGV está trabajando intensamente en ello, de hecho acaba de adjudicar el tramo de Calp-Teulada y redactando “deprisa y corriendo” los proyecto de Teulada-Gata y Gata-Dénia, que suponen para el año que viene una inversión de 21 millones de euros.

Esto significa que la línea 9 está concentrando más de la mitad del presupuesto de FGV en cuento a inversiones. Además, si se suma la electrificación del tram de Benidorm y el acabado del túnel de La Serra Grossa de Alicante -ambas con repercusión en la línea que llegará a Dénia- la provincia de Alicante estaría concentrando el 75 por ciento de la inversión del presupuesto de FGV, circunstancia que nunca antes se había dado.

En total la Conselleria desde 2017 a 2019, invertirá 7 millones de euros en varios proyectos como son la reurbanización de varias calles, soterramiento de contenedores en Jesús pobre, y dos más de iluminación: uno en el polideportivo y otro en un tramo de Joan Fuster. También en el puerto se va a reparar el dique sur de Marina de Dénia y cambiaran a led las luminarias entre otras actuaciones como la previsión de un helipuerto. Este proyecto nace como iniciativa del concesionario de la estación marítima que ha planteado someterlo a información publica en el diario oficial de la Generalitat Valenciana, con el fin de que los vecinos puedan opinar sobre la conveniencia del helipuerto que se situará en el entorno de la estación marítima de Baleària Port.