No solo una regeneración de la playa, sino también mas protección para el Blay Beach de Dénia: La Plataforma Protejamos la Playa reclama en una alegación al proyecto de recuperación del litoral norte de la Administración de Costas medidas adicionales para frenar la creciente presión urbanística en este tramo ya casi desaparecido de Les Marines.

Al inicio de julio la Dirección General de Costas había presentado un plan para la estabilización de la playa entre el puerto de Denia y la desembocadura del río Girona. Tal proyecto, actualmente en tramitación y sin fecha de realización, pretende parar la regresión del litoral con la construcción de dos espigones (al norte del Blay Beach y en la Punta dels Molins) y el vertido de medio millón de toneladas de arena.

Para la plataforma vecinal, que se ve apoyada por mas de 27.000 firmas bajo la petición SOS Dénia, este plan de recuperación tendría poco utilidad, si no se impide al mismo tiempo la progresiva destrucción del litoral por el ladrillo. En la misma memoria del proyecto de Costas se puede leer que unas de las principales causas de la erosión del litoral y especialmente del tramo Blay Beach es “la elevada presión urbanística de la zona”.

Una presión, que lejos de parar sigue creciendo, y como ejemplo, el Residencial Las Olas, un complejo de cinco plantas y con 19 apartamentos de lujo, en el extremo norte del Blay Beach. Y también con la construcción de la correspondiente piscina privada que se alarga desde el bloque de viviendas hasta solo unos pocos metros de la orilla del mar. Todo eso en unas de las zonas de playa mas castigadas, donde el mar golpea ya los muros de varias parcelas. Una situación que Costas considera en la memoria de su proyecto como “especialmente alarmante”.

Las obras de Las Olas dejan bastante patente que el litoral continúa siendo la victima de un urbanismo que no se preocupa por la preservación de las playas. Ante este panorama, que puede empeorar con nuevas construcciones al lado de Las Olas, la plataforma se ha dirigido a la Dirección General de Costas para reclamar un proyecto integral para la protección y el saneamiento de este tramo del litoral.

Un proyecto integral que no se limite a la construcción de rompeolas y al vertido de arena. Sino uno que frene nuevos excesos urbanísticos que ponen en peligro el proyecto de recuperar la playa. Sobre todo porque estos excesos dañan cada vez mas el equilibrio del litoral y impiden una regeneración natural de las playas.

La plataforma expone en su alegación a Costas: “Científicos, organizaciones medioambientales y responsables de la administración pública han manifestado que nuevas barreras arquitectónicas en primera línea empeorarán la erosión de la playa. Este tipo de pantallas son por lo tanto contraproducentes y perjudiciales para el objetivo de estabilizar las playas en regresión.”

Hay pocas dudas de que el avance del ladrillo en el Blay Beach va a continuar, si Costas y las demás Administraciones no toman medidas. Según las informaciones de los vecinos del Blay Beach se está preparando ya una nueva fase urbanística al lado sur del Residencial Las Olas. Una obra que se extenderá sobre varias parcelas, algunas de ellas ya sin playa puesto que las olas golpean los muros de estas.

Con este fondo el movimiento social, que desde años está reclamando una protección y estabilización duradera del Blay Beach, expone en su alegación a la Dirección General de Costas: “No sería admisible usar la futura recuperación de la playa como justificación para permitir en zonas sensibles como el Blay Beach nuevos complejos del estilo de Las Olas que sean por sus dimensiones contrarios al objetivo de una estabilización solida de la costa.”

Las principales reclamaciones a la Dirección General de Costas respecto al proyecto de recuperación del litoral son:

“Complementar el proyecto de recuperación del litoral con un plan para reducir también la presión urbanística en las zonas en regresión como en el Blay Beach.”

“Coordinarse con las demás administraciones con competencias en la costa y en urbanismo (Ayuntamiento de Dénia y Generalitat Valenciana) para conseguir realmente una duradera protección y recuperación del litoral.”

“Insistir frente al Ayuntamiento, así como frente a la Generalitat, en la necesidad de limitar con la normativa urbanística en tramitación (Plan General) la nueva construcción en las zonas criticas como el Blay Beach.”

“Aumentar por parte de la Administración de Costas la protección del Blay Beach ante nuevos excesos urbanísticos con las medidas legales previstas en la Ley de Costas.”

“Realizar la proyectada recuperación del litoral según los más estrictos criterios de protección medioambiental y sostenibilidad.”