Este es el cuarto año consecutivo que la asociación Condenados al bordillo lleva a cabo el proyecto ‘A por la inclusión’ gracias a la colaboración de la empresa Pfizer, la Fundación Adecco y el Ajuntament de Dénia. El proyecto, al que Pfizer aporta 20.250 euros, se desarrollará desde septiembre de 2016 a junio de 2017 y tiene como objetivo la incorporación al mundo laboral de personas con discapacidad. En concreto, ha explicado Jaime Higueras, presidente de Condenados, “se trata de que personas con discapacidad trabajen para personas con discapacidad” desde los diferentes servicios que la asociación Condenados al bordillo ofrece a las personas con discapacidad de Dénia y la comarca.

La aportación económica de la empresa Pfizer permite contratar a seis personas con discapacidad y a otras dos profesionales de apoyo, una fisioterapeuta y una logopeda.

Todas las personas contratadas a través del proyecto ‘A por la inclusión’ trabajarán en programas que lleva a cabo Condenados al bordillo –trabajos grupales, servicio de fisioterapia, atención individualizada, la Escuela Municipal de Deporte Adaptado, entre otros-, que este año se ven ampliados con un servicio de actividades físicas y lúdicas para el alumnado del colegio de educación especial Raquel Payá, fuera del horario escolar, y para los usuarios del Centro Ocupacional La Xara de APROSDECO.

Estas actividades se desarrollan, en horario de mañana y tarde, en las instalaciones del IES Maria Ibars, Llunàtics, la Seu d’Associacions y su sala multisensorial, el colegio Raquel Payà y el Centro Ocupacional La Xara.

La puesta en marcha del proyecto ‘A por la inclusión’ 2016-2017 ha sido presentada esta mañana por la concejala de Bienestar Social, Cristina Morera, el presidente de Condenados al bordillo, Jimmy Higueras, el representante de zona de la Fundación Adecco, Juan Pablo Martínez y José Luis, un joven que se incorpora este año al proyecto ‘A por la inclusión’ y trabajará como monitor deportivo en el IES Maria Ibars.

Juan Pablo Martínez, representante de la Fundación Adecco, ha destacado el buen hacer de Condenados al bordillo y ha dejado patente el compromiso de Pfizer de seguir apoyando este tipo de proyectos. Martínez ha aprovechado su intervención “para hacer un llamamiento al tejido empresarial, porque es fundamental que tome conciencia de que existe un talento, el del colectivo de las personas con discapacidad, que está desaprovechando”. “Es necesario –ha concluido- normalizar la discapacidad dentro de la empresa”.

La concejala Cristina Morera, por su parte, ha manifestado “todo el apoyo” del ayuntamiento hacia “esta iniciativa tan fantástica”. La colaboración del Consistorio con el proyecto ‘A por la inclusión” se materializa en la cesión por parte de la Concejalía de Bienestar Social de un vehículo adaptado con conductor para trasladar a los usuarios desde el Raquel Payá al IES Maria Ibars y la Seu d’Associacions y la aportación, desde la Concejalía de Deportes, de un monitor deportivo para las actividades. Asimismo, pone a disposición del programa las instalaciones municipales de Llunàtics y la Seu d’Associacions.

Por otra parte, han asistido a la rueda de prensa de hoy dos usuarios de Condenados al bordillo, Pascual y Mar, que van a realizar un trabajo no remunerado ofreciendo charlas al alumnado del colegio Pou de la Muntanya en horario extraescolar.