Para Alexander Rodenkirchen, concejal de la formación morada en el ayuntamiento de Dénia, “es una medida integradora, de convivencia, intercambio lingüístico y promoción cultural que sería beneficiosa para toda la ciudadanía, teniendo en cuenta que los residentes extranjeros suponen alrededor de un 30 % de la población de la Marina Alta ”.

La idea —que fue planteada al Consejo de Residentes Extranjeros por la asociación Seniorennetzwerk y ya ha sido trasladada al Consell como solicitud formal por el concejal de Educación— ha dado pie a una propuesta que elevará el concejal Óscar Mengual Gomis el próximo día 30, para que el pleno municipal apoye la petición y remita su acuerdo a la Dirección General de Política Lingüística y Gestión del Multilingüismo de la Consellería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte.

A la reunión del Consejo de Residentes Extranjeros celebrada el pasado 13 de marzo acudieron todos los partidos políticos con representación en el ayuntamiento de Dénia, a excepción del Partido Popular y Ciudadanos.