En sendos Ruegos dirigidos a Josep Crespo, concejal de Medio Ambiente y Parques y Jardines,
Alexander Rodenkirchen hizo dos propuestas el pasado 29 de septiembre:

1. Crear una Comisión de Seguimiento para la mejora de la limpieza del casco urbano y las playas
de Dénia.

En esta comisión estarían incluídas todas las fuerzas políticas con representación
municipal, aportando propuestas y convirtiéndose así en copartícipes y corresponsables
del objetivo de mejora. “Desde nuestra postura de oposición constructiva, entendemos que
debemos implicarnos todos. Estamos cansados de las posturas que se limitan a criticar y a criticar
sin aportar nada, cuyo objetivo es la carrera por obtener votos”, explicó el edil de Podemos. Entre
las medidas sugeridas por Rodenkirchen están:
La revisión de los contratos de limpieza para optimizar la eficiencia de estas labores;

El incremento de la partida presupuestaria correspondiente para 2017, con el fin de
afrontar decididamente un problema endémico que afecta a todos los ciudadanos de
Dénia, a la imagen de la ciudad, y, con ella, al turismo, del que dependen tantos
puestos de trabajo directos e indirectos ;

La realización de campañas de sensibilización.

2. Que Dénia se comprometa a no utilizar glifosato en espacios de gestión pública.

Rodenkirchen puso de relieve que en marzo de 2015 la OMS catalogó el herbicida glifosato como
«probable cancerígeno», y que la UE llama a los países miembros a que “se reduzca al máximo o
se prohíba el uso de glifosato en zonas tales como parques y jardines públicos, campos de
deportes y áreas de recreo, áreas escolares y de juego infantil, así como en las inmediaciones de
centros de asistencia sanitaria” (RE (UE) 2016/1313, Art 5).

Los concejales de Podemos en el Ayuntamiento mantienen que Dénia debería unirse a esta
campaña, a la que ya se han adherido más de 140 administraciones públicas, “con el fin de
velar por la salud de la ciudadanía y por el derecho de las personas a vivir en un ambiente
saludable”.