Podemos Dénia ha criticado la gestión urbanística del gobierno de Camps, Fabra y Bonig ante la anulación del Régimen Urbanístico Transitorio por parte del Tribunal Supremo. Una «chapuza anticonstitucional», así lo manifiestan, del Partido Popular que ha provocado la anulación del RUT y un ejemplo más de «malas prácticas» de un gobierno «a espaldas de la ciudadanía».

Podemos Dénia considera que haber pasado por alto el trámite de exposición pública, expresa claramente el desprecio del Partido Popular por la democracia participativa y los derechos fundamentales consagrados en la constitución. Desprecio que pone a Dénia en un grave aprieto de consecuencias legales y económicas difíciles de prever por la inseguridad jurídica en la que ahora quedan vecinos, propietarios y empresarios.

Así que la formación morada, apoya la gestión de urgencia por parte de gobierno local pero insta a los responsables, a que las medidas que se adopten ahora, cumplan con la legalidad vigente y sean viables. Para ello aconsejan el pedir un informe jurídico de carácter urgente para no caer en errores del pasado.