El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Ondara aprobó ayer por unanimidad de todos los grupos políticos (PP, PSPV y Compromís) proponer el nombramiento de Juana Peris Gallego para ocupar el cargo de Jueza de Paz Titular de Ondara, y de Magdalena Amalia Server Oliver para ocupar el cargo Jueza de Paz Suplente de Ondara. Este acuerdo será comunicado y se propondrá su nombramiento al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana a los efectos del artículo 101.1 de la Ley orgánica 6/1985, de 1 de julio, del poder judicial.

Se trata de la primera vez en la que una mujer accederá a este cargo, tanto de titular como de suplente, en el municipio de Ondara, como recalcó el Alcalde de Ondara, José Ramiro. La corporación municipal, por acuerdo de todos los grupos políticos, ha atendido así la petición presentada por la Comisión de Igualdad de Ondara de aplicar la discriminación positiva hacia la mujer en la elección de Juez/Jueza de Paz, en caso de presentarse mujeres interesadas en el cargo que cumpliesen los requisitos legales, y que se considerase su perfil personal y profesional idóneo. Según exponía la Comisión de Igualdad, el Alcalde de Ondara y el Jefe de la Policía Local son hombres (poder ejecutivo), mientras que el legislativo (pleno) aunque está más igualado, también tiene mayoría de concejales; entendiendo desde la Comisión de Igualdad que sería conveniente que otro cargo importante y con transcendencia pública como es el de juez/jueza de paz (representante del poder judicial en el pueblo) esté ostentado por una mujer.

Los jueces de paz y sus sustitutos son nombrados para un periodo de cuatro años por la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia. El próximo 20 de diciembre de 2017 expirará el período de 4 años por el que fue nombrado el actual Juez de Paz de Ondara, Juan Felipe Roselló, y sustituto José Antonio Alarcón, y por este motivo, el Tribunal Superior de Justicia de Comunitat Valenciana requirió a la Corporación de Ondara que iniciara los trámites administrativos para la elección del juez/jueza de paz titular y sustituto/a, siendo publicado en el BOP del pasado 5 de octubre la resolución para que las personas interesadas pudieran presentar las solicitudes (hasta el 7 de noviembre). El 8 de noviembre de 2017 el secretario municipal certificó las solicitudes presentadas. Ahora, el pleno del Ayuntamiento de Ondara ha acordado por unanimidad la propuesta al TSJ para nombrar a Juana Peris como Jueza de Paz Titular de Ondara, y a Magdalena Amalia Server como Jueza de Paz Suplente de Ondara.

Tanto el Alcalde de Ondara, José Ramiro, como el portavoz del grupo municipal popular, Javier Lozano, tuvieron palabras de agradecimiento hacia Juan Felipe Roselló por sus 12 años como juez de paz, y recalcaron la importancia de haber llegado al acuerdo unánime entre las fuerzas políticas para designar a una mujer para el cargo.

Por otro lado, en el pleno también se aprobó, con el voto en contra del PP, el dictamen sobre la propiedad del solar y del edificio de la Residencia Nuestra Señora de la Soledad de Ondara. En el dictamen se expone que los terrenos en los que se encuentra la Residencia son propiedad del Ayuntamiento de Ondara, mientras que las obras del edificio de la Residencia fueron financiadas por el Ayuntamiento y por la Fundación “Nuestra Señora de la Soledad”, además de por las ayudas recibidas de Diputación y Generalitat Valenciana. Acordando que la propiedad del edificio (1.150.599 euros) sea al 50% para la Fundación y al 50% para el Ayuntamiento. El consistorio cederá a la Residencia su porcentaje para mientras dure su explotación, según avanzó el Alcalde, José Ramiro. Tras la aprobación del dictamen, se pasará a la Fundación para su aprobación y, posteriormente, se iniciarán los trámites para registrar la escritura del inmueble. Desde el PP, su portavoz, Javier Lozano, agradeció el trabajo realizado por la Comisión de Expertos que ha elaborado el dictamen, pero expuso el voto en contra de su grupo al considerar que habría hecho falta que otras personas estuvieran presentes en dicha comisión, así como que hubiesen estado todos los partidos políticos. Calificando de una solución rápida y urgente y que no había motivo para aprobarla.

Además, en el pleno se aprobó una modificación de créditos del presupuesto municipal que permitirá adquirir una bomba señalizadora para pintar las calles, según explicó la Concejala de Hacienda, Raquel López. El PP votó en contra, según indicó su portavoz Javier Lozano, porque el grupo votó en su día en contra del presupuesto municipal.
Por último, el pleno extraordinario de ayer aprobó de forma definitiva y por unanimidad la sustitución de usos entre parcelas dotacionales del Plan Parcial Tossals para la construcción del Centro de Día en una parcela con más luz natural y más adecuada para esta infraestructura.