El pleno del Ayuntamiento de Xàbia aprobó ayer prorroga de los presupuestos municipales para 2018. Una prorroga que permitirá que las concejalías sigan trabajando en su día a día hasta que el gobierno local que dirige José Chulvi redacte las nuevas cuentas.

Fue precisamente esto uno de los aspectos por los que se interesó la oposición en Xàbia. El portavoz del PP, Juanjo García, se preguntó si el equipo de gobierno pretendía elaborar unos presupuestos o iba a seguir con las cuentas prorrogadadas. El edil recordó que desde 2015, el Ayuntamiento solo ha contado un año con presupuestos, fue precisamente en 2017.

Ante esto concejal de Hacienda, Toni Miragall, expuso que las concejalías pueden trabajar sin problema, y que no han querido redactar unos presupuestos antes de cerrar el año para no hacerlo en falso y tener que modificarlos después. Miragall comentó que esperarán a que se apruebe el presupuesto del Gobierno central para someter a votación las cuentas municipales.

Pero además, en materia de Hacienda también hubo un pequeño debate, ya que García se lamentó de que este 2017 se había pagado 1,4 millones de euros en facturas por diferentes servicios con un informe con reparos de la intervención. Según dijo la cantidad es superior al año anterior y quiso saber a que se debía ese incremento.

A este respecto el alcade, José Chulvi, destacó que los informes con reparos se deben a facturas por servicios en los que no se ha podido hacer un expediente de contratación y aludió en concreto a los imprevistos que durante 2017 hubo en Xàbia, como el temporal del pasado enero y cuando la granadella se partió en dos en pleno puente de agosto. No obstante, Chulvi, subrayó el esfuerzo que están haciendo las concejalías para hacer concursos públicos de todo incluso de las arandelas, uno de esos últimos concursos es para suministrar el material de obra necesario para las reparaciones que debe hacer el ayuntamiento. Y afirmó que son unos 60 pliegos los que se han redactado.