Representantes de las cofradías de pescadores de la Marina Alta e investigadores del Instituto de Ciencias del Mar-CSIC y de la Universidad de Alicante compartieron información y experiencias en una jornada de trabajo celebrada el pasado sábado en Dénia acogida por la Oficina de la Innovación y la Creatividad. El encuentro es consecuencia de las conclusiones del D*na Fòrum, organizado el mes de noviembre del pasado año, en el que ya hubo un debate público sobre el futuro de la pesca en el Mediterráneo y la protección de sus recursos.
Tanto el sector pesquero como el científico coincidieron como punto de partida en que es necesario tomar medidas para asegurar el futuro de la pesca, de las especies y de los ecosistemas marinos. Además, la representación de las cofradías expresó la preocupación por la aplicación de las recientes normativas de la Unión Europea que plantean restricciones de calendario, reparto de días, vedas prolongadas y objetivos difíciles de conseguir.
El investigador Alfonso Ramos, director del Centro de Investigaciones Marítimas de la Universidad de Alicante, expuso los resultados de las experiencias de protección de la merluza y el salmonete llevados a cabo en Santa Pola, Tabarca y otros puntos de la provincia, y se ofreció a colaborar con las cofradías para poner en marcha nuevos proyectos de áreas protegidas en consenso con los pescadores locales, que, según insistió, son quienes conocen desde la experiencia las zonas de cría y refugio de las especies.
Por su parte, Joan B. Company y Antonio Lombarte, investigadores del ICM- CSIC y autores de informes y proyectos sobre la pesca en el Mediterráneo para el gobierno español, plantearon las experiencias de protección realizadas hasta la fecha y se mostraron favorables a presentar propuestas conjuntas a medio plazo para el área de gestión GSA6, que abarca la parte del litoral mediterráneo desde Cartagena hasta el norte de Cataluña.
Los investigadores reconocieron que con las medidas tomadas hasta ahora por la Unión Europea se han hecho avances solo parciales y que no siempre se han obtenido los resultados esperados. En este sentido compartieron y pidieron opinión a los pescadores de la Marina sobre los proyectos y nuevos escenarios sobre los que trabajan, con el objetivo de plantear una alternativa eficiente y común para convencer a la Unión Europea y amortiguar al menos los efectos negativos que pudieran desprenderse de la nueva y controvertida normativa.
Los representantes de las cofradías expusieron su visión sobre las propuestas de los científicos, mostraron su preocupación por el futuro de su actividad y las estrictas normativas que se les aplican desde la administración, y agradecieron las explicaciones que se les había dado y que consideraron de gran interés. Igualmente se ofrecieron a colaborar en posibles estudios y trabajos sobre sus respectivas aguas de pesca que favorezcan la toma de decisiones y permita una mejor gestión de los recursos.
Por parte de los pescadores estuvieron presentes José Ignacio Llorca (presidente de la confederación de Cofradías de Pescadores de la provincia de Alicante y Patrón Mayor de la Vila Joiosa), Juan Antonio Sepulcre (Patrón Mayor de Dénia), Amadeu Ros (Xàbia) y Paco Catalá (Patrón Mayor de Calp) e Ismael Femenía (Calp).
La jornada estuvo moderada por el biólogo Miguel Ángel Civera, asesor de la Oficina de la Innovación y la Creatividad, encargada de los proyectos relacionados con la Ciudad Creativa de la Gastronomía de la UNESCO. El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, saludó a los presentes al inicio de los trabajos deseando que fuera fructífero este diálogo entre dos sectores, el de la investigación pesquera y el de la práctica de la pesca, que se necesitan mutuamente.