A orillas del Mediterráneo se cuece a fuego lento una de las figuras del futuro del Levante UD. Hablamos, como no, de José Luis García Vayá, más conocido en el mundo del fútbol como Pepelu.

Pilar del Atlético Levante y habitual de la Sub 19 de España, Pepelu está llamado a ser un integrante de la primera plantilla del Levante a corto plazo. El centrocampista de Dénia ya realizó la pretemporada con el primer equipo el pasado verano y tuvo opciones de quedarse con una ficha profesional, pero finalmente se decidió que continuará con su desarrollo en el filial ‘granota’. Con apenas 20 años, Pepelu todavía necesitaba asentarse en el B antes de emprender el camino hasta el vestuario del Ciutat de Valencia como anteriormente hicieran Koke Vegas, José Luis Morales o Roger Martí, los actuales representantes de la cantera en el bloque profesional.

Pepelu regresó en verano a la disciplina levantinista tras su paso por el Hércules de Segunda División, en donde disputó un total de 30 partidos. Se trata de una categoría que conoce a las mil maravillas, ya que ya había disputado la misma con el Atlético Levante tanto en la 2015—2016 como en la 2016-2017. En la actual, se ha asentado en el centro del campo de Tevenet, figurando como el sexto jugador como más minutos disputados con un total de 1.643 a lo largo de 23 partidos.

Inversión en la cantera

Inmerso en el tramo final del Grupo III de Segunda División B, Pepelu puede ser clave en el objetivo del Atlético Levante de acercarse a la zona de ‘play-off, de la que al filial le separa 12 puntos a falta de 12 jornadas para el final de la fase regular. Sin duda, ha dado un importante paso al frente en el filial, como para tener opciones reales de ser uno más dentro de los planes de Paco López de cara al curso venidero.

Lo cierto es que el Levante se nutre cada vez con más regularidad de la base, de ahí que el club haya realizado una importante inversión en contar en el futuro inmediato con una ciudad deportiva más acorde a los tiempos modernos, cuyas obras se encuentran en la fase final. El proyecto deportivo promete ser uno ambicioso y con canteranos, que sirva para asentar definitivamente al equipo en Primera División. Y es que desde el último ascenso en 2016 ha figurado siempre entre la nómina de candidatos al descenso a Segunda División en las apuestas de la Liga. Con cuatro derrotas en las últimas cinco jornadas, el Levante se ha acercado peligrosamente a los puestos de descenso y del Celta de Vigo, tercero por la cola, y 11 partidos por disputar está lejos de estar salvado.

En ese futuro que se avecina, Pepelu apunta a ser un jugador a tener en cuenta. Sin embargo, el centrocampista tiene que terminar de curtirse en Segunda B y el primer equipo debe antes salvar la categoría para poder dar viabilidad a una propuesta con más presencia de jugadores de la base en nómina. Es una de las razones por las que el club ha realizado una inversión económica tan importante en la nueva ciudad deportiva.