La llegada de Javi al Jávea tiene sus consecuencias tanto para el técnico como para la tesorería del Club, puesto que la plantilla queda dimensionada. Los rumores apuntaban a que tal vez el elegido podría ser César y sin embargo la Directiva ha citado antes del entrenamiento del martes a Panucci. En cualquier caso la decisión no sería del jugador puesto que en su ánimo estuvo el continuar en el equipo.

Ya hubo en su momento la posibilidad de que la baja fuera obtenida por el jugador que se vio relegado muchos minutos al banquillo. La posibilidad de que si se diera ese paso y Panucci recalara en el Dénia podría haber sido el obstáculo para negarle su petición.

Ahora, Panucci venía jugando los últimos partidos y sin embargo puede ser el jugador damnificado, lo que directamente perjudica gravemente al citado puesto que ya no podría firmar por ningún equipo del grupo tercero de Preferente.

Esta baja significaría una ruptura más allá de lo deportivo si como parece la decisión la toma el entrenador.