El colegio Paidos ha celebrado su tradicional jornada de convivencia, en la que ha participado un año más la comunidad educativa. Padres y madres compartieron con sus hijos diferentes actividades de carácter educativo, deportivo y cultural durante la tarde del viernes, participando en la misma junto a los profesores del centro, tanto del ciclo de primaria como de secundaria.

La tarde arrancó con una simpática competición de ‘Lacasitos’, a la que siguió un torneo de fútbol sala y otro de ajedrez en la que participaron los niños de primaria. A la misma hora, en la sala de usos múltiples, tuvo lugar un concierto de guitarra, acompañado por el coro del colegio, al que siguió la sesión de fotos de grupos de niños para las orlas.

Igualmente se organizó una competición de ‘Two Ball’, donde los padres tuvieron que lanzar a canasta junto a sus hijos, así como un partido All Star. Además se instaló un Photocall para que las familias y los grupos de estudiantes pudieran fotografiarse, ofreciendo simpáticas instantáneas.

Un poco más tarde, sobre las 20 horas, saltaron a la pista los niños y niñas de secundaria, que junto a padres y profesores tomaron parte en distintos juegos con y sin balón. La jornada acabó con un partido de fútbol sala en el que los padres se midieron a sus propios sus hijos.

Exposición de robótica

Una de las principales novedades en la jornada de convivencia de este año ha sido la exposición de los diferentes trabajos de robótica que los alumnos de secundaria, en concreto de tercer y cuarto de ESO, han llevado a cabo en la asignatura de tecnología. Una selección de los mismos, algunos de los cuales fueron premiados en certámenes provinciales, fue expuesta en una de las aulas del colegio al objeto de que los padres y madres pudieran conocer de primera mano lo que están desarrollando sus hijos.