No estaba en el orden del día, pero el ejecutivo dianense introdujo en el pleno de ayer por vía de urgencia un punto con una  propuesta de modificación de crédito. Y es que se había recibido días antes una notificación judicial que condenaba al consistorio a pagar más de medio millón de euros, una más, por el cobro del aprovechamiento urbanístico. Una denuncia de una mercantil había prosperado como tantas otras que están tumbando la estabilidad económica municipal.

Esta vez, el edil de Hacienda, Paco Roselló afirmó que no recurrirá a préstamo alguno para pagarla, puesto que puede recurrirse al fondo de contingencia que sí dispone de este dinero y evitar que se pagan las costas crediticias. No obstante el consistorio pierde esta reserva económica y tiene que recurrir a estabilizarse por vía bancaria.

La deuda es una más que mantiene en vilo al Ayuntamiento ya que no ha cesado de recibir sentencias de este tipo desde que comenzó a cobrarse este aprovechamiento. La prueba es que esta sentencia viene dada por un recurso presentado en el año 20o6.