Un grupo de investigadores de la ciudad sueca de Östersund (Ciudad Creativa de la Gastronomía) visita estos días Dénia y diversos puntos de la Marina Alta con la intención de valorar el impacto social y económico que supone  la incorporación a la red de Ciudades Creativas de la UNESCO. Entre las propuestas que plantearon, figura un proyecto sobre formación universitaria transnacional en materia de gastronomía y territorio aprovechando la vinculación de las universidades a las ciudades miembros de la red UNESCO. Tanto Dénia como los representantes de la Universidad de Alicante, presentes en uno de los encuentros, se mostraron dispuestos a colaborar y a impulsar el proyecto en el seno de la red.
Los investigadores de la Mid Sweden University, Wilhelm Skoglund y Daniel Laven, y de la escuela de estudios superiores de agricultura Torsta, Trine Amudsen y Anna Beck-Friis, se reunieron este jueves con representante institucionales y empresariales de la ciudad, recibieron información sobre las ofertas e iniciativas formativas locales en el sector agroalimentario y hostelero y se interesaron por las acciones vinculadas al proyecto Dénia & Marina Alta Tastinglife. El encuentro de trabajo tuvo lugar en el CdT, donde Marisa Ballester y Jaume Ginestar, profesores del IES María Ibars dieron a conocer la oferta del centro en materia culinaria y turística, así como su participación en el programa Erasmus + Youth4Food.
Por parte de la Oficina de la Innovación y la Creatividad, que gestiona los proyectos de la ciudad de Dénia en el seno de la red UNESCO, su director, Floren Terrades, y el técnico Vicent Martín dieron cuenta del Plan de Acción que se está llevando a cabo y de los valores de sostenibilidad que inspiran el proyecto, y Àlvar Kuehn se centró en las acciones dirigidas al sector agroalimentario y los efectos que la incorporación a las Ciudades Creativas puede tener en el mismo. Los investigadores suecos elogiaron el diagnóstico realizado por la Oficina, que previamente habían analizado y que calificaron de “impresionante”.
Posteriormente recibieron información sobre el funcionamiento de los nuevos estudios superiores de Gastronomía de la Universidad de Alicante, que tienen como cosede la ciudad de Dénia, y del proyecto Gasterra, que desarrollan conjuntamente esta universidad, Turisme Comunitat Valenciana y el Ajuntament de Dénia. En este encuentro los representantes de la Mid Sweden University plantearon la posibilidad de articular un proyecto de formación gastronómica de nivel universitario entre Ciudades Creativas. La propuesta, según informó el director de la Oficina de la Innovación y la Creatividad, Floren Terrades, había sido ya apuntada en algunas reuniones internas de la red, aunque sin traducirse hasta el momento en acciones concretas. El director de Gasterra, Josep Bertomeu, y Ángeles Ruiz, de la Universidad de Alicante, se mostraron de acuerdo con la idea lanzada, animaron a Östersund y Dénia a dar los primeros pasos y ofrecieron su colaboración. La intención es inicialmente invitar a sumarse al proyecto a ciudades con universidades implicadas en los planes locales de la Ciudades Creativas de la Gastronomía.
Previamente a las reuniones técnicas, el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, saludó a los visitantes de Östersund, y los dos investigadores de la Mid Sweden University se entrevistaron con la concejala responsable de la Ciudad Creativa, Pepa Font, y representantes de la Asociación de Hostelería y Turismo de la Marina Alta y del departamento de Turismo de Dénia, con quienes quisieron conocer de primera mano el apoyo institucional y empresarial al proyecto de la Ciudad Creativa, los recursos que se destinan y los efectos económicos y sociales que ha tenido la incorporación de la ciudad a la red UNESCO. También visitaron las instalaciones del coworking Knowhere de Dénia, donde se interesaron por el papel de los emprendedores.
Este viernes, la delegación de Östersund visita el parque natural de la Marjal de Pego y el riurau de Jesús Pobre, lugares en los que mantendrá encuentros con productores del sector agroalimentario de la Marina Alta. El domingo partirán hacia la ciudad italiana de Parma, donde seguirán con su labor de evaluación de las actividades formativas y el grado de implicación con la sostenibilidad de los proyectos locales de la red UNESCO.