Los contenedores ubicados en la calle Botànic Cavanilles han sido desplazados unos veinte metros y se ha instalado nueva señalética. El objetivo, según ha confirmado Francesc Giner, Concejal delegado de SINMA (la empresa municipal encargada del servicio de recogida de basura) es conseguir que la ciudadanía deposite los restos de poda y jardinería en el punto de recogida municipal (ubicado en la calle Tomás Edison), en vez de en los contenedores de residuos orgánicos, como está ocurriendo actualmente, dado que estos contenedores continuamente aparecen rebosantes de restos verdes (tanto dentro como fuera del contenedor). Según ha manifestado Francesc Giner «el comportamiento incívico no te cabida en nuestra sociedad y todas y todos nos hemos de concienciar y hacer un buen uso de los contenedores».

En la señal que se ha colocado al lado de los contenedores de orgánicos se recuerda que está prohibido tirar los restos de jardinería dentro y fuera de los contenedores, y que la sanción puede ser de hasta 600 euros, según la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana de 2001. Para depositar los residuos verdes procedentes de jardines, explotaciones agrícolas o espacios verdes en general, los particulares deben acudir al Punto de Recogida (calle Tomás Edison n.º 25) de lunes a sábado de 7:30 a 13 horas. Los profesionales de jardinería, por su parte, deben depositar los restos en la Planta de Transferencias de Dénia. A la vez, desde la empresa municipal se recuerda que el horario para depositar los residuos orgánicos en los contenedores es a partir de las 20 horas y hasta las 24 horas (en invierno a partir de las 18 horas), con el fin de evitar acumulación de basura y malos olores durante todo el día, puesto que los contenedores se vacían por la noche, y la basura que algunos depositan por la mañana permanece todo el día allí.

Tanto desde el Ayuntamiento de Ondara como desde la Policía Local se ha pedido la colaboración ciudadana para identificar a aquellas personas que continúen ensuciando indebidamente las zonas descritas. Al respecto, se hará un seguimiento para observar si continúa ensuciándose indebidamente la zona y se sancionará a toda persona que incumpla el ordenanza.